Inseminación artificial en bovinos: Factores de influencia, 7 pasos y beneficios - www.cienciaytecnologias.com
Inseminación Artificial en Bobinos

Inseminación artificial en bovinos: Factores de influencia, 7 pasos y beneficios

En la actualidad, la inseminación artificial en bovinos es una de las técnicas más utilizadas para el control natal en granjas, convirtiéndose en un gran aliado para los ganaderos alrededor del mundo. Con esta técnica, se obtienen diversos beneficios como el mejoramiento genético, que incluye una mejor eficacia, salud y capacidad.

Como para aplicar esta técnica se requiere de una inversión considerable, es importante que los pasos del procedimiento sean llevados a cabo con pericia, de manera que el proceso sea exitoso. Es recomendable que sea aplicada por un profesional veterinario; sin embargo, los mismos ganaderos pueden encargarse de practicarla a medida que van ganando experiencia.

Asimismo, existen varios factores de influencia que pueden afectar en el proceso, tanto de las futuras madres como a nivel ambiental, que deben ser tomados en cuenta al momento de realizar la inseminación artificial en bovinos. Continúen leyendo para enterarse de todo lo relacionado a ese interesante tema.

Vaca y su ternero en la inseminación artificial en bovinos

¿Cuáles son los factores de influencia que afectan en el procedimiento?

Antes de proceder con la inseminación artificial en bovinos es importante que el experto o el ganadero, verifiquen todos los factores de influencia, de manera que pueda determinar si es el momento preciso para aplicar la técnica; de lo contrario, tendrá que esperar algunos días o semanas más. Veamos cuales son estos factores y como se verifican:

  • Factores de detección: Antes que nada, es importante que se detecte si la vaca se encuentra en celo. Para ello, se debe observar el comportamiento de esta y de sus compañeras, así como la presencia de moco seco o fresco en la vulva, aumento de tamaño de la vulva, mayor actividad e inquietud en la vaca o una agrupación de compañeras. En algunos casos, la vaca en celo emite una descarga de moco con sangre que evidencia su celo.
  • Factores ambientales: Ahora bien, estos elementos también afectan el fin de la inseminación artificial en bovinos, por lo que se deben estudiar a profundidad. En este sentido, es imprescindible definir la época del año, ya que las temperaturas extremas son adversas; la nutrición de la vaca y el ambiente donde conviven es también importante y, por último, el tamaño del hato donde socializan y se agrupan las vacas.
  • Factores individuales: Una vez detectado el celo positivo, se deben estudiar otros factores propios de cada vaca y que varían entre las razas. Entre estos se encuentran la herencia, el periodo de producción de leche, el número de lactancias, la cojera y los tratamientos hormonales previos. En el caso de la cojera, este factor nos indica que la vaca ha pasado mucho tiempo echada, en vez de permanecer en movimiento como lo estaría al tener el celo.

Dentro del comportamiento de las vacas una evidencia irrefutable de que se encuentran experimentando el celo, y que es momento de realizar la inseminación artificial en bovinos, es el hecho de quedarse quieta mientras otras vacas la “montan”; es decir, frotan su vulva contra la pelvis de esta. El constante frote produce raspaduras en el pelaje, siendo el síntoma más confiable en la detección del celo.

Los 7 pasos de la inseminación artificial en bovinos

Independientemente de quien realice el procedimiento, sea ganadero o médico veterinario, la inseminación artificial en bovinos se lleva a cabo directamente en la granja, debido a la difícil movilidad de las vacas y a la cantidad de ellas que reciben la técnica. Dicho esto, los 7 pasos de la inseminación son:

  • Inmovilización: La vaca a ser inseminada debe permanecer quieta en la medida de lo posible, por lo que debe ser sujeta con diversas herramientas o soga, pero de la forma más cómoda para el experto y para ella.
  • Limpieza: Para evitar que la materia fecal, el estiércol, las descargas corporales y los microbios entren en el útero de la vaca, es imprescindible realizar una limpieza del área externa de la vulva.
  • Preparación: Lo siguiente a realizar será preparar la pistola para la inseminación artificial en bovinos; esta debe ser precalentada con el frote vigoroso de una toalla de papel, para luego anexar la pajilla con semen y la protección de la misma.
  • Introducción: La mano dominante debe introducir la pistola dentro de la vulva en un ángulo de 40 grados, mientras que la otra mano es colocada en el recto. Una vez dentro de la vulva, se procede a ubicar el cuello uterino y el canal cervical, donde deberá ir la punta de la pistola.
  • Descarga: Después de ubicar el sitio correcto, se deposita el semen contenido en la pajilla y se permite que este siga su camino natural para la fertilización.
  • Desecho: Al finalizar el proceso con la pistola, esta debe retirarse de la vulva y se debe desprender la pajilla vacía para su posterior desecho, así como los demás utensilios.
  • Registro: Para dar por finalizada la inseminación artificial en bovinos, se debe registrar el número de identificación de la vaca, la fecha y hora del proceso, las características del toro, la pajilla utilizada y el nombre del experto.
7 Pasos para la inseminación artificial en bobinos
7 Pasos para la inseminación artificial en bobinos

Te puede interesar leer:

Beneficios de practicar la inseminación artificial de bovinos regularmente

Como mencionamos anteriormente, la inseminación artificial en bovinos ha sido utilizada mayormente con fines de mejoramiento genético, ya que los becerritos producto de esta técnica suelen tener mayores capacidades productivas y otras ventajas en comparación con los fertilizados naturalmente.

Beneficios de la inseminación artificial en bobinos

Sin embargo, este no es el único beneficio que se obtiene de este procedimiento. En estos casos se aprovecha mejor al toro que monta, pudiendo inseminar a más de mil vacas con una sola eyaculación. También se evita la transmisión de enfermedades venéreas y se aumenta la producción de becerritos.

Además de esto, la inseminación se puede llevar a cabo con semen recién recolectado o congelado, ya que el segundo posee un periodo mayor de duración y puede viajar a grandes distancias. En el estudio previo del semen, se verifican las características del toro, así como la viabilidad de la muestra.

Hoy en día, la inseminación artificial en bovinos es la técnica más factible de fecundación en granjas, debido a su tasa de efectividad y sus beneficios a largo plazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top